viernes, 3 de diciembre de 2010

Búho real (Bubo bubo): el superpredador y sus presas (2)


El silencio. Una de las claves de éxito del búho real.

Superpredador, es el término que define la actuación de un predador que se alimenta de otro, ocupando por ello, un
escalafón superior en la pirámide ecológica.


Listado de especies presa consumidas por el búho real (provincia de Zaragoza)




  1. Conejo ----------------- (Oryctolagus cuniculus)
  2. Liebre ----------------- (Lepus capensis)
  3. Erizo común ---------- (Erinaceus europaeus)
  4. Musaraña común ----- (Crocidura russula)
  5. Musarañita ------------ (Suncus etruscus)
  6. Lirón careto ----------- (Eliomys quercinus)
  7. Topillo común -------- (Microtus duodecimcostatus)
  8. Ratón de campo ------ (Apodemus sylvaticus)
  9. Ratón doméstico ----- (Mus musculus)
  10. Ratón moruno -------- (Mus spretus)
  11. Rata campestre ------- (Rattus rattus)
  12. Rata gris --------------- (Rattus norvegicus)
  13. Rata de agua ---------- (Arvicola sapidus)
  14. Comadreja ------------ (Mustela Nivalis)
  15. Garduña --------------- (Martes foina)
  16. Gineta ----------------- (Genetta genetta)
  17. Zorro ------------------ (Vulpes vulpes)
  18. Gato doméstico ------- (Felis catus)
  19. Zarapito real ----------(Numenius arquata)
  20. Garza real ------------- (Ardea cinerea)
  21. Garceta común ------- (Egretta garcetta)
  22. Ánade real ------------ (Anas platyrhynchos)
  23. Alimoche -------------- (Neoprhon percnopterus)
  24. Águila calzada -------- (Hieraaetus pennatus)
  25. Milano negro --------- (Milvus migrans)
  26. Ratonero -------------- (Buteo buteo)
  27. Aguilucho pálido ---- (Circus cianeus)
  28. Aguilucho cenizo ---- (Circus pygargus)
  29. Halcón abejero ------- (Pernis apivorus)
  30. Halcón peregrino ---- (Falco peregrinus)
  31. Cernícalo vulgar ----- (Falco tinnunculus)
  32. Esmerejón ------------ (Falco columbarius)
  33. Azor ------------------- (Accipiter gentilis)
  34. Gavilán --------------- (Accipiter nisus)
  35. Perdiz común -------- (Alectoris rufa)
  36. Codorniz -------------- (Coturnix coturnix)
  37. Gallineta -------------- (Gallinula chloropus)
  38. Becada ---------------- (Scolopax rusticola)
  39. Alcaraván ------------- (Burhinus oedicnemus)
  40. Faisán común -------- (Phasianus colchicus)
  41. Paloma bravía -------- (Columba livia)
  42. Paloma torcaz -------- (Columba palumbus)
  43. Tórtola común ------- (Streptopelia turtur)
  44. Críalo ----------------- (Clamator glandarius)
  45. Cárabo común ------- (Strix aluco)
  46. Búho chico ----------- (Asio otus)
  47. Lechuza campestre - (Asio flammeus)
  48. Lechuza común ----- (Tyto alba)
  49. Autillo común ------- (Otus stops)
  50. Mochuelo común --- (Athene noctua)
  51. Abubilla -------------- (Upupa epops)
  52. Abejaruco ------------ (Merops apiaster)
  53. Pito real -------------- (Picus viridis)
  54. Mirlo común -------- (Turdus merula)
  55. Estornino negro ----- (Sturnus unicolor)
  56. Gorrión común ------ (Passer domesticus)
  57. Cuervo --------------- (Corvus corax)
  58. Grajilla --------------- (Corvus monédula)
  59. Urraca ---------------- (Pica pica)
  60. Chova piquirroja ---- (Pyrrhocorax pyrrhocorax)
  61. Culebra de escalera - (Rhinechis scalaris)
  62. Lagarto ocelado ----- (Timon lepidus)
  63. Sapo indeter.
  64. Rana indeter.
  65. Peces indeter.
  66. Cangrejo americano(Procambarus clarkii)
  67. Escorpión ------------ (Buthus occitanus)
  68. Escolopendra -------- (Scolopendra cingulata)
  69. Escarabajo rinoceronte (Oryctes nasicornis)
  70. Grillo indeter.
Cronología de la conducta predadora del cazador nocturno mediante los restos de sus presas.




Parece sólo, la imagen macabra de una paloma mutilada. Sin embargo, cumple la función de un ramo de flores; me explico. Se trata de una presa perdida por el macho de búho real mientras seguramente, la preparaba como ofrenda nupcial para la hembra. Debió de caer desde la oquedad del roquedo, donde encontré las vísceras y la molleja con granos de trigo desparramados. Dejé la paloma en el lugar mencionado y al día siguiente ya no estaba.



El macho que ocasionalmente guarda en alguna oquedad o arbusto los restos de una presa, acude a recogerla llegada la penumbra de la noche siguiente. Mientras la prepara ulula para ganarse la atención de la hembra, y cuando ésta contesta, acude a su encuentro con exhibiciones de vuelo. Entre carantoñas y tiernos ululares ofrecerá la pieza a la hembra, que adoptará una postura receptiva teniendo lugar la cópula. El macho tiene que ganarse la aprobación de la hembra como buen volador, y sobre todo, como mejor cazador.


Los rastros son muy importantes para compilar datos relevantes del comportamiento cazador del búho real. En este caso, la imagen revela el lugar donde el conejo ha sido preparado por la estrigiforme antes de acabar en su destino. La presión que ejerce el pico de esta rapaz nocturna es notable, y tan eficaz que, puede triturar el cráneo de sus presas habituales para acceder al contenido encefálico. Al margen del rastro de sangre y masa encefálica, quedan restos del hueso zigomático (pómulo) del conejo.



Se han publicado muchos trabajos sobre la alimentación del búho real en la península ibérica mediante los análisis de sus egagrópilas. Sus autores, coinciden en señalar al conejo como presa básica en la alimentación del búho real, sobre todo, por el favorable coste energético entre su captura y el aporte biomásico proporcionado. Cuando la hembra incuba, el macho la provee de alimento. Al ser el gasto energético mínimo, también lo son sus necesidades nutricionales, así pues, su consorte le ofrece la mitad posterior de cualquiera de las presas que captura. En un nido ocupado por una permisiva hembra, llegué a observar con el telescopio la mitad, creo, de un ratón de campo. La cría en el nido fue de un pollo. Era lógico, debido a unos aportes tan escasos en un año limitado de recursos.


Baumgart (1975) propuso que las presas preferidas del búho real no eran necesariamente las más abundantes sino las más accesibles (disponibilidad relativa) y también las más económicas (Blondel 1976). Este puede ser un claro ejemplo de una opción comentada por dichos autores, en la cual, los erizos como presas menos abundantes que el conejo, son más económicas gracias al ahorro energético que supone su cómoda captura. El periodo letárgico da un respiro a éstas frágiles criaturas. Bochenski (1960) menciona un caso en Polonia en el que un búho real murió a causa de una espina sobresaliente de erizo.


Es bien sabido que ésta especie no tolera que haya otras aves de presa en su territorio (Hölgund 1966, Sulkava 1966); de hecho, en algunas zonas de Noruega los búhos reales matan a casi todas las demás aves de presa (Hagen 1952). Conozco tres casos de rapaces muertas por el búho real, cuya extraña actuación predadora desconocía. En el mismo territorio de cría, aparecieron un alimoche y un ratonero común, ambos devorados escasamente por la zona dorsal. Sin embargo, aparecían restos de plumas de sus cráneos en el nido, ocupado por dos pollos de búho muy crecidos. Podría tratarse de un ataque del macho de búho real, ya que su capacidad gástrica es pequeña; tal vez, de unos 300 gramos, y las presas apenas estaban comidas. Probablemente el macho, no pueda transportar piezas del tamaño de las rapaces mencionadas, y tan sólo, se alimente de ellas eliminando como con el azor en otro territorio, la competencia por la caza. Un búho real hallado muerto se perforó el esófago al comerse la pata de una rapaz (Olson 1979)



Entre las dos y las tres semanas los pollos ya pueden permanecer solos en el nido. Es cuando la progenitora, de mayor tamaño que el macho, colabora activamente en la alimentación colectiva. Los pollos a medida que van creciendo, consumen más, y los aportes de la hembra, como la liebre de la imagen, son transportadas por ella hasta el nido o, como en este caso, hasta una despensa cercana. El año de la foto, corresponde a la cría de tres pollos. Comían como limas. Por cierto, debido al peso de la liebre que personalmente comprobé, la hembra de búho tuvo que sufrir lo suyo para transportarla. Gracias a la ubicación del nido en zonas bajo el cazadero, el acarreo de alimento es más llevadero al planear en descenso.





La juventud, es sinónimo de candidez e inexperiencia, y en la naturaleza, tiene un precio muy alto. Cualquier descuido durante sus correrías nocturnas puede acabar en tragedia. Este es un claro ejemplo de aprovechamiento del contenido encefálico. Para acceder a su interior, despedazó el cráneo. Mientras hay alimento abundante suelen quedar restos como éste. Si otros aportes no llegan, se recurre a ellos. Normalmente, no suelen quedar despojos si no son desperdicios incomestibles.



No sé, hasta qué punto, puede el búho real calcular en su comportamiento depredador el abordaje a determinados nidos acabando en primer lugar con el progenitor, regresar posteriormente tras memorizar la ubicación del nido, y acabar con los pollos indefensos. A veces, aparecen restos de plumas encañonadas de pollos sin emplumar junto a otras de ejemplares adultos de la misma especie. Este joven cuervo, no llegó ni a los cuatro meses de vida.



Los ofidios, como esta joven culebra de escalera, son consumidas con cierto desagrado por los jóvenes búhos. Los restos como el de la imagen, escasos por otra parte, se ven habitualmente abandonados cuando hay posibilidades de elección
entre otras presas mejores. Ello puede ser debido a la falta de pelo o pluma, que facilitaría la formación de egagrópilas y por lo tanto, una eficaz limpieza del aparato digestivo. En Suecia, una víbora europea de 30 centímetros de longitud (Vipera berus) fue hallada en el estómago de un búho real muerto, suponiéndose que la víbora mordió al búho real antes de que éste se la tragara (H. Mikkola).



Hay territorios donde los posaderos de búho real (habitualmente machos), acumulan egagrópilas con restos de escorpión.
Una presa bastante arriesgada por su veneno. Solamente en dos egagrópilas he hallado el aguijón venenoso. Las restantes, como la de la imagen, revela con claridad el detalle de las pinzas y restos del cefalotórax entre otros. Podrían haber sido capturados por un búho más veterano y conocedor del riesgo de su ingesta.



Esta otra pinza más exagerada, pertenece al invasor cangrejo americano. Por lo visto, el búho real, no duda ocasionalmente en capturar a este tipo de animales cuando visita las zonas acuáticas, donde además, puede capturar anfibios y peces en sus aguas someras.



Es la fotografía más curiosa que he encontrado relacionada con la hermética conducta del búho real. Es un estornino negro semioculto con dos piedras, presumiblemente, colocadas por el búho real con objeto de ocultarlo entre el escaso ramaje de una raquítica ephedra. El estornino, aparecía decapitado y las rectrices arrancadas. Una clara maniobra preparatoria de la presa dedicada y guardada probablemente como ofrenda nupcial, ya que la fecha del hallazgo aconteció en el mes de octubre. Plumones y excrementos del gran búho, a parte de hallarse cerca de una oquedad nido, me hicieron sospechar de la autoría de esta rapaz. Quizá algún día, aparezca otro hallazgo como éste que pueda aportar más detalles



40 comentarios:

  1. Sin palabras, sigo tu blog a cada actualización que realizas.

    Tus artículos sobre el buho real dejan a uno sin palabras dado el aporte de datos, fotografias etc que incluyes en ellos.

    Un saludo desde Asturias

    ResponderEliminar
  2. Es un animalillo que te deja frío !
    ¡qué poderío y qué voraz!
    (debe comer más que un obispo !)
    Lo que realmente me llamó la atención en tu entrada anterior referente al búho real, es su tamaño. Nunca lo hubiera pensado.
    Esta es una entrada excelente en cuanto a cómo se las gasta este ejemplar.
    Y digo "en cuanto" no para menospreciar todo lo que nos has presentado (que es realmente ponderable) sino porque sabes cómo pienso acerca de los predadores, resultado directo de la naturaleza no-perfecta.
    Un abrazo amigo. Excelente trabajo el tuyo !

    ResponderEliminar
  3. dios... qué sangriento XD
    el dibujo me encanta

    pero lo que me ha sorprendido es la pinza del cangrejo! ¡increible!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. - No sabes anónimo lo que me alegra el asombro que manifiestas con el comportamiento del búho real. Es una rapaz que me ha traído de cabeza desde muy joven, y me ha tenido media vida detrás de él. He intentado siempre coger la mejor butaca del monte, para seguir sus salidas y entradas al posadero, antes y después de cada jornada de caza.
    A veces pienso, si seré demasiado insistente con las entradas del búho real. A quienes me conocen les digo que no sé hacer otra cosa.

    Saludos para ti y para Asturias.


    - Bueno Mabel; poderoso si, pero no come más que un obispo. Es más, no sé quién puede comer más que un obispo. La característica más señalada del búho real es su eclecticismo. Puede incorporar a su dieta todo tipo de presas, indistintamente de si son abundantes o fáciles de capturar. Es también, equilibradora de la biodiversidad de su territorio, eliminando el exceso de predadores.
    Las imágenes son algo engañosas, porque puede parecer que come en exceso y no es así, ya que los restos sobrantes los oculta en cualquier despensa, habitualmente en época de cría, el resto del año suele cazar lo justo. Mientras el macho captura muchos micromamíferos, la hembra, de mayor tamaño, hace lo mismo pero con ratas de todo tipo y otras presas algo mayores.
    Debo de ser imparcial y mostrar no sólo la espectacular belleza de un gran búho, sino además, el comportamiento de su trastienda.

    Saludos.


    - Hola Guillermo. Lo entiendo; realmente es algo sangriento y bastante fuerte, pero se trata de un blog sobre el comportamiento animal. De qué otra manera se puede uno imaginar cuando lee un texto sobre la alimentación del búho real en algún estudio, la fuerza y admiración que causa su poderío como superpredador sin ver las imágenes de sus rastros y señales casi en vivo.
    ¿Verdad que no es lo mismo saber del consumo de cangrejos por parte de ésta rapaz, que verlo en una fotografía? Las fotos, siempre dan algún detalle más al observador que el redactor puede omitir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Excelente documento Javier, los que no tenemos la oportunidad de disfrutar del GRAN DUQUE no nos cansa tu "insistencia" ,entradas como esta nos maravilla.Gracias por enseñarnoslo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Javier!
    Confieso que a pesar de que es muy interesante tu post sobre el gran depredador, me lo he ido leyendo escatimando miradas a las fotos.
    Me ha sorprendido la gran cantidad de animales que pueden ser objeto de caza del búho real, parece que no se salva casi ninguno de los que debe haber por esa zona donde vive.
    No sé comentarte nada más, pues aunque la naturaleza es muy bella y tiene su lógica, a menudo me entristece. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. - Qué tal Esteban. Primero decir que, tenía las fotos en diapositivas y las digitalicé, por eso la calidad no es tan buena. Lo dicho: son muchas las fotos de búho real que circulan por los blogs, una rapaz nocturna muy alucinante y bella, sin duda. Pero en la biología de dicha rapaz existe esta marcada conducta que, consiste precisamente, en matar para alimentarse. Algo muy duro pero totalmente necesario. Mi idea es, la de mostrar todo lo que conozco acerca de los hábitos del búho real por duro que parezca. Todo es al fin y al cabo, documentación.

    Saludos.


    - Bueno Clariana, a pesar de la crudeza de las fotos, las víctimas a consecuencia de la fuerza ejercida por el búho real, tienen una muerte prácticamente instantánea. El sufrimiento es mínimo. No me cabe duda.
    Respecto a la lista de presas, hay una interrelación entre zorro y búho. El búho real mata bastantes jóvenes de zorro dependiendo de su abundancia, del mismo modo que los zorros adultos lo hacen con los pollos accesibles del búho. Los pollos son muy vulnerables para determinados predadores como: garduñas, ginetas, águila real etcétera.
    Reconozco que se me hizo difícil meter esto sabiendo que gente como tú lo pasaría mal. Lo siento.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Estamos encantados de acompañarte en los paseos por los cantiles a la búsqueda de restos dejados por el Buho. Aunque resulten un poco tristes en ocasiones, son ley de vida y señal de la salud del ecosistema.
    Lo que más me ha sorprendido son los erizos y el alimoche.
    El dibujo es excelente.

    ResponderEliminar
  9. Javier, esperé a esta segunda parte asombrado tras leer la primera que dedicas a nuestro querido Gran Duque, y he de decirte que te superas entrada a entrada. Me ha encantado, sobrecogido e impresionado la pulcritud con que nos muestras los hábitos alimenticios de este superpredador de nuestros bosques.

    En el parque periurbano del que tantas veces hablo en mi blog existe una pareja y, con casi toda seguridad, ha sacado adelante en varias ocasiones a sus crías. Te invito, si alguna vez bajas a Granada, a que les visitemos y, entre pinos carrascos y alguna encina, disfrutemos de su presencia, la mutua compañía y un buen rato de charla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. - Me alegra que levante el interés de la gente, Jesús. El problema de algunos malos cazadores cuando abordan territorios de búho real, es que no ven nada más que lo obvio; restos de conejo, liebre y perdiz, cuando la diversidad de sus presas es apabullante.
    La muerte del alimoche me la comentó Javier Abrego, un naturalista también apasionado del comportamiento de esta rapaz. Pudimos ver el nido y reconocer las plumas del cráneo del buitre blanco. La verdad que es un caso peculiar.

    De los erizos hallados y fotografiados, todavía quedaban dos en el fondo del cortado que debieron caer de la parte alta. Y, lo que más me sorprende de la caza de erizos es que en sus egagrópilas aparecen los filamentosos pelos ventrales y, bastantes espinas. Algunos ofidios hallados en las mismas egagrópilas donde hay restos de erizo no se contabilizan como presa del búho real, ya que posiblemente lo sea del erizo.
    Lo del dibujo es por haber agotado las fotos del búho. Se agradece.

    Saludos.


    - Hola Trota. Estoy seguro de que las entradas son de agradecer por la actuación de una gran estrella como es el Gran Duque. Cuando el búho real aparece en el cartel como protagonista la película, ésta se hace sola. Ha sido una buena ocasión para mostrar ése hábito poco conocido de ave previsora tan arraigado en este gran búho. Hay otras parejas cuyas hembras, prefieren empotrar en las pequeñas oquedades del nido todos los restos de presas. Independientemente, cada búho real es un mundo, sobre todo en cuanto a carácter se refiere.

    Pues estaría encantado de conocerte y, de compartir búhos y todo el resto de biodiversidad existente. Particularmente, siempre es interesante conocer búhos reales de otras comunidades para comparar hábitos alimenticios. Ahora que conste, y por lo tanto dejar bien claro que, después de usted. Recuerda que me debes la visita a mi pueblo primero y con quien quieras, por supuesto. La blogoteca está de testigo. Creo que dijiste una vez que tenías pensado subir por estos lugares de aragonilandia. Trota, no me falles.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Aplausos y una reverencia...
    Una entrada fantástica, Javier, como apabullante la capacidad predadora del búho real (que casi da miedo).
    Excelente trabajo e ilustración gráfica.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Javi 16.
    Increíble entrada, el trabajo de rastreo y toda la información que aportas. Alucinante también la capacidad depredadora del buho, que ahora más que nunca, mi admiración hacia este animal crece por días.
    Ya echaba en falta una entrada así, enhorabuena por el trabajo.
    Saludos compañero.

    ResponderEliminar
  13. - Es una entrada de gastronomía pura. Con esta oferta de tan variada carta, bien merecería una estrella Michelin.
    Pues nada, a seguir trabajando que, por cosicas para contar no será. Cuánto material sobre el búho real queda todavía, afortunadamente, esparcido por el monte. Sólo hay que ir a recogerlo.

    Saludos.


    - Muchas gracias Vilas. Si te hiciera falta algún dato más concreto, no tienes nada más que comunicármelo. Lo que expongo son datos superficiales y generalizados.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Ya nos habías avisado de la crudeza de las fotos que ibas a publicar así que estaba preparada y aun no siendo agradables si son muy buenas.
    Las explicaciones que das son interesantísimas y a parte de que al búho parece que le va cualquier animal como alimento no podemos echarnos las manos a la cabeza porque es lógico que se tiene que alimentar y para hacerlo tiene que matar, al fin y al cabo nosotros también lo hacemos.
    Matar para comer es comprensible, es parte de la naturaleza, lo triste es matar para divertirse y no creo que sea eso lo que hace el búho, eso desgraciadamente sólo lo hace el ser humano.
    Te felicito por este artículo tan completo y de explicación tan clara, es un placer para los que nos gusta la naturaleza acercarnos hasta aquí.
    Un abrazo y gracias por todo lo que nos enseñas.

    ResponderEliminar
  15. Por supuesto Abedugu, nada que ver el despilfarro humano de los recursos naturales del planeta con la capacidad de aprovechamiento total de las presas por parte del búho real.
    Al ingerir huesos, pelos, plumas y carne, todo ello junto, su aparato digestivo se encarga de aprovechar íntegramente los nutrientes, expulsando al cabo de unas horas los restos indigeribles en forma de egagrópilas.
    Tuve la desgracia de probar la perforación de una de las uñas de la garra del búho real en mi muñeca, mientras lo manipulaba para llevarlo al centro de recuperación. Realmente apenas te das cuenta por la facilidad con la que penetra la uña, del dolor, eso viene después. Sus presas sospecho que no sufren.
    En fin, si es que el monte también tiene estas cosas. Creo que la gente podrá hacerse una leve idea de la magnitud superpredadora de este gran desconocido. Gracias por tu interés.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola Javier!
    Gracias por tus palabras y es normal que pongas este post, pues entra dentro de tus estudios y experiencias en la naturaleza, sino sería incompleto el proceso, yo lo entiendo.
    Además tú eres una persona muy sensible, que siempre que se encuentra a un animal en su camino que necesita ayuda, se detiene y le socorre y éso es maravilloso. En cambio yo, hago lo que puedo con los gatos y algún otro animal, pero en el terreno que tú te mueves no actúo y mi sensiblería de poco sirve. Por éso te pido disculpas y te ruego que pongas siempre lo que quieras sin pensar en lo que me pueda producir, pues no pasa nada, lo miré y me informé más y quizás exageré en mi comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Increíble, no sabía que eran tan voraces y que incluso se atrevieran con los zorros. Siempre se aprende leyéndote.

    Un placer Javier.

    ResponderEliminar
  18. - Por favor Clariana, nada de disculpas. Imagínate lo que pensarían en el laboratorio cuando revelaron las diapositivas; quizá, que estaba enfermo o, que era un psicópata.
    Estos restos me costaron años localizarlos. El búho real los esconde bastante bien, y muchos de ellos, son de difícil acceso por las cortaduras rocosas verticales por donde se mueve. Ahora, el significado es notorio por la importancia de datos que acarrean. Ya contaré en otras entradas de qué sirvieron algunos de los restos en cuanto a observaciones sobre el comportamiento del búho. A mí, también me impresionaron los restos cuando los tuve enfrente, a pesar de la costumbre.

    Abrazos.


    - Y, eso Mamen que los zorros eran ejemplares jóvenes; la garduña, la gineta y los gatos eran adultos. Además, destacar la capacidad portentosa del búho real para volar en silencio y, sorprender a estos mamíferos con una audición tan sensible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Jejeje, tomo buena nota y coincido contigo, Javier, en que la visita está pendiente. La tenía pensada para este otoño pero al final de año las cosas siempre se complican y me temo que hasta iniciado 2011 no será posible. ¿Qué tal el invierno por allí? Jajajaja. Si no, la primavera será renacer y propicia a los viajes, así que te mantendré al tanto ya que, además, este mes regresa un gran amigo mío, biólogo, de su última estancia en México y tenemos pendiente, además de Aragón, la provincia de Zamora. Los seres de la noche nos esperan, amigo Javier.

    Gracias por todo y, por supuesto, nos tendremos que ver más pronto que tarde.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Que conste que yo también tomo nota. Por aquí te espero con la paciencia de una sabina negra sobre el páramo del río Mesa. "Miguel de A Salto de Mata" ya me hizo pirola (la fama le tiene prisionero). Bueno, tómate el tiempo prudencial y, que al compañero le vaya bien el viaje.
    Ya contarás.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Me gusta aprender, así que he disfrutado mucho co esta entrada tan bien documentada.

    Muchas gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Excelente recopilación de fotos y apuntes gráficos para acompañar una exposición exhaustiva de datos de la alimentación de esta bella rapaz sin parangón. Quien no haya reparado antes en ella, quedará con toda seguridad cautivado ya para siempre, así que bienvenidas son todas las entradas que quieras del búho real.
    Un abrazo
    Lluís

    ResponderEliminar
  23. Hola Javier :D
    sólo decía que era sangriento xD
    pues sí la verdad es que lo del cangrejo me ha llamado la atención muchísimo... ¡quién lo diría!
    y me parece genial que pongas fotos de toda la carnaza que se zampan los búhos, tienes toda la razón :)
    yo... es que el día que me encuentre un conejo triturado por un búho real, me volveré loco (si me pongo histérico viendo un "simple" colirrojo tizón, imagínate un resto de alimentación de un búho verdadero jajajaja!)
    Muchísimos saludos desde ALBACETEEEE
    PD: Te sigo siempre, que lo sepas!

    ResponderEliminar
  24. Me hubiera gustado enviarte mi felicitación de Navidad pero no veo tu correo por ningún lado, así que tendré que desearte unas felices fiestas en los comentarios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. - Tawaki: es un placer cuando uno se ve recompensado después del esfuerzo que supone encontrar todos estos datos tan significativos y compartir la sensación de curiosidad con la gente.
    Gracias a ti.

    Abrazos.


    - Lluís: aunque las escenas de muertes en este caso son un poco crudas, dejan de manifiesto la meticulosidad de ésta especie a la hora del reparto.
    Desde luego que el comportamiento del búho real no deja indiferente a nadie. Me alegra tu interés.

    Abrazos.


    - Guillermo: Ahora trataremos de reposar la comilona y pensaremos en el postre, que sea algo más digerible y dulce. Hay tanto del búho real…
    Es una gozada sentir tu entusiasmo Guillermo. Te deseo grandísimas observaciones y, por supuesto, que veas las mejores secuencias del gran búho antes de que yo te las pueda contar. Ten paciencia que todo llega.
    Cuida bien de Albacete, que allí tienes una mina ornitológica para explotar a lo grande.

    Abrazos.


    - Tuve el correo Abedugu, pero lo quité por que no lo atendía a diario. A veces, cuando me acordaba de mirarlo, los recados habían caducado.
    Bueno, pues nos felicitaremos ante los ojos del mundo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. increibles/ y/ terribles/ imagines,/ como/ siempre/ interesante/ e/ informativo/ tu/ post,/ hasta/ la/ proxima....
    PD-/ gracias/ por/ tus/ coments/ en/ mi/ blog...de/ verdad/ tus/ consejos/ son/ muy/ valiosos/ grax
    hasta/ la/ proxima

    ResponderEliminar
  27. Me he quedado alucinada ya que pensaba que sólo cazaba ratoncitos! Qué poderoso que es!

    ResponderEliminar
  28. - Capriyunliuz. Es la alternancia trágica de la vida y su equilibrio, que baraja la dulzura de los momentos maternales, y la inevitable crudeza de la muerte.
    Gracias a ti por tu presencia.

    Saludos.


    - Así lo hace Asterina, sobre todo el macho que es más pequeño. En invierno, suele consumir muchos micromamíferos (ratones, topillos y musarañas). La hembra más corpulenta necesita proporcionalmente mayor cantidad de alimento, inclinándose por los lagomorfos o animales de tamaño similar. Las ratas son una presa muy común en la dieta de ambos, al ser de un peso ideal y abundante en los vertederos. Hay parejas de búhos reales que visitan habitualmente los basureros, donde las ratas son más fáciles de capturar que otros animales más esquivos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Hola Javier.
    ¿Podría enviarte una foto de los restos de un cachorro de Pastor Alemán de 3 meses de edad, que fue cazado y devorado por algún predador nocturno (dado que ocurrió la noche del domingo al lunes), para que me pudieras indicar si ha podido ser presa de un Búho Real? Si quieres te explico las circunstancias del ataque. Muchas gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  30. Hola Javi.
    Esta entrada la leí hace mucho tiempo, en épocas donde ni si quiera tenía blog ni cámara, Y la he querido recordar hoy, junto con las otras dedicadas al búho y me siguen fascinando como aquel primer día.
    Enhorabuena por un trabajo que merece mucho la pena.

    ResponderEliminar
  31. Pedazo de documento que nos presentas en dos partes geniales, la lista de animales cazados de este super depredador es increible, incluido las alusiones a las viboras y escorpiones, aparte del hombre supongo que solo las super Aguilas Ibérica y Real, le hagan sombra y pueda servirles de alimento, (no se si se ha llegado a constatar) aunque dudo que en sus egagropilas se encuentren tamaño cantidad de especies distintas a las que tu nos muestras, si antes era uno de mis favoritos creo que ha subido puntos, es impresionante. Gracias Javi por esnseñarnoslo, saludos.

    ResponderEliminar
  32. lo he vuelto a ler, impresioanante.
    desde luego tu vinculacion con esta hermosa y mitica ave mas alla de la mera opbservacion.
    Yo tambien soy un "fan" total aunque desgraciadamente no he tenido contactos con el.....
    Mi mail es bubobubo22 , je,je
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  33. he leido y comentado tu enlace.....
    Respecto al de hoy decirte que la aproximacion a la naturaleza desde el punto de vista etologico me resulta fascinante y es aqui donde mas facil descubro al verdadero naturalista del mero observador paparazzi.
    Saludos camperos!!

    ResponderEliminar
  34. hoy me falta un gatito de 2meses en el huerto. Y por la noche he visto un búho real blanco en un árbol. Creo que se le a comido al gato. Puede ser?

    ResponderEliminar
  35. Bueno, que falte un pequeño gato en el huerto no indica necesariamente que haya sido obra del búho real. Sin embargo, tampoco se puede descartar su acción. Entre las presas que he podido analizar de esta gran nocturna, sólo pude contabilizar dos gatos, una cifra insignificante, pero, su poder depredador le lleva a capturar por otra parte a garduñas, ginetas, comadrejas, zorros jóvenes y tejones de forma ocasional.
    No sé si te refieres como búho real blanco a un ejemplar leucístico, albino o, por el contrario, lo has podido confundir con una lechuza, que es la única rapaz que tiene la parte ventral de color blanco. Si es así, una lechuza difícilmente podría cazar un gato de dos meses que ya se encuentra bastante dessarrollado.
    Gracias por pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  36. el gran búho, dilapidado por cazadores, desconocido incluso por gente del campo y naturalistas. Tan cruel como necesario. Tan desgarbado como terriblemente eficaz. Tan bonito como desapercibido. es muerte. es silencio. Esta ahí...aunque no lo veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón y, me gusta lo que comentas sobre el desconocimiento de los naturalistas acerca del búho real. Llevo media vida dedicada a él y me sorprende lo que todavía me queda por saber de su extraordinaria conducta. A pesar de todo, me satisface enormemente.
      Gracias por el comentario.

      Saludos

      Eliminar
  37. Respuestas
    1. Gracias. Es muy reconfortante poder compartir experiencias de campo con gente interesada en la conducta siempre interesante de los animales.

      Saludos

      Eliminar